Encajados en una fotografía

By 3 octubre, 2016Sin categoría

Como dice Joan Tomás en su web, “al principio fue una caja vacía”. Y luego, añadimos, fotografías que son reflejo de historias con nombre propio. Historias que cuentan por sí solas, y se pueden llegar a entender a través de una simple mirada, una mueca, un gesto. Todo eso,  cabe dentro de las cajas sobre las que el fotógrafo ha hecho girar este proyecto en el que lleva trabajando desde 2004 y que es parte fundamental de Made in barrio.

En realidad, no es Joan Tomás quien está detrás de Encajados, sino su alter ego, Señor Lorenzo. Juntos han creado un espacio en el que uno sabe cómo entra, pero no qué pasará después. Porque al estar dentro de esta caja, uno pierde la noción del espacio y se reubica. Y entonces, el tiempo pasa y Tomás (o el Señor Lorenzo), hace que se active el mecanismo que lleva a la rienda suelta. Porque, como afirma: “la seriedad del retrato se pierde cuando uno saca la cabeza por una caja”.

img_4840623

Making of de ‘Encajados’.

Las cajas de Joan Tomás están siempre abiertas. Son una ventana en la que asomarse y mostrarse, dejarse llevar y explorar(se) tanto como se desee. No es una visita guiada, es una experiencia de tú a tú con el fotógrafo.

Las cuatro aristas de esta particular –y casi mágica- caja de cartón enmarcarán algo más que retratos: historias. Serán los nombres de jóvenes del distrito Sur, que pondrán su cara, y con ella, algo más. Sus rostros están hechos de barrio, y a su vez ellos dejan a diario su impronta en las calles en las que pasean, conversan, patinan, se conocen, maduran y, en definitiva, son. ¿Qué mejor forma de plasmar los valores propios de un barrio que a través de sus vecinos? ¿Y qué mejor formato para que afloren que este peculiar espacio en que la esencia se condensa hasta aparecer, quiera o no? Si la inspiración está ahí fuera, en Made in barrio la vamos a capturar.

Join the discussion One Comment